Colegio de bachilleres del estado de Nayarit

Mtro. Andrés García Torres

Hace algunos días cuando se hizo evidente la primera falta de pago quincenal en la Universidad Autónoma de Nayarit, fui convocado por el experimentado Locutor de Radio Enrique Guzmán García para comentar en la H que sí suena, el asunto de la crisis financiera de la máxima casa de estudios. Ojala puedan escuchar la ENTREVISTA, en la que, en resumidas cuentas rememoré el asunto de un empréstito que se esta pagando con dinero para el apoyo de la educación superior y que hace ha, es observado como un desvió de dicho recurso para el pago del crédito y sus intereses, -casi cien millones de pesos anuales-, en detrimento para el pago de salarios de los respetables académicos universitarios y los trabajadores administrativos y manuales. En aquella ocasión cerré la arrojada entrevista para la radio con una conclusión personalísima, con una reflexión sobre la crisis financiera en la Universidad Pública Estatal y fue la siguiente:

En los diversos convenios en que los signantes se comprometen a reducir el personal académico y administrativo de la UAN en un 30% de su plantilla en un lapso de tres años y estos convenios se firman por la Secretaría de Educación Pública  del Gobierno Federal, el Gobierno Local y la administración Rectoral; siendo que en los hechos (la reducción de la plantilla de maestros y trabajadores universitarios) no acontece así año con año: Luego entonces el argumento es que no se cumple lo pactado y cada año hay que estar renegociando cláusulas anti-laborales. Al hacer un minucioso análisis sobre el costo presupuestal de la UNIVERSIDAD, fundamentalmente se colige que el costo de los bachilleratos equivale a ese 30% que pide la SEP se reduzca de sus plantillas, aproximadamente 250 millones de pesos anuales. Ese es la primera parte del axioma, la segunda parte es que la SEP sólo apoya con dinero a la Universidad con recursos públicos para “EDUCACIÓN SUPERIOR”, no se lee en ninguna parte de los apoyos que sea también para las 15 preparatorias que existen en el estado de Nayarit a cargo de la dolida Universidad.

La cuestión laboral, gremial, política orgánica interna o de la mal interpretada Autonomía Universitaria, parece ser un dique para que las preparatorias se entreguen al Gobierno Local, -quien sí convino el día 21 de febrero de 2011 y publicado el día 03 de marzo del mismo año en el Periódico Oficial-; Un acuerdo administrativo en el que básicamente el Gobierno Local junto con la Dirección General del Bachillerato de la Secretaría de Educación Pública, ofrecen en el estado la educación media superior presencial, a distancia y sistema mixto en sus diversos planteles ubicados en diversos municipios con poblaciones menores de 5,000 cinco mil habitantes.

Sin embargo, a la simple lectura del ACUERDO ADMINISTRATIVO QUE CREA EL COLEGIO DE BACHILLERES DEL ESTADO DE NAYARIT, destaco cuatro elementos importantes para tomar en cuenta por cualquiera que desee resolver el tema económico de la UAN y dar a cada quien lo suyo:

a).- El Organismo Público Descentralizado del Gobierno del Estado denominado Colegio de Bachilleres del Estado de Nayarit, tiene personalidad jurídica y patrimonio propios con domicilio social en la ciudad de Tepic, Nayarit;  pudiendo establecer planteles en cualquier municipio o localidad,

b).- El Colegio de Bachilleres del Estado de NAYARIT, tendrá por objeto impartir e impulsar la educación correspondiente al Bachillerato General en sus características propedéutica y terminal dentro de esta Entidad Federativa,

c).- El Colegio de Bachilleres del Estado de Nayarit, se regirá por lo dispuesto en la Ley General de Educación, La Ley de Educación del Estado de Nayarit y se ajustará a las normas que rijan los planteles de organización académica y programas de estudios  del Colegio de Bachilleres de la Dirección General del Bachillerato de la Secretaría de Educación Pública del Gobierno Federal, con el cual celebrará convenios (sic.) en los cuales se fijarán las áreas de asesoría y apoyo.

d).- Las relaciones de trabajo entre El Colegio de Bachilleres del Estado de Nayarit, y sus trabajadores se regirán por la Ley Federal del Trabajo.

Del Sumario anterior publicado en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Nayarit, de fecha 03 de Marzo de 2011, siendo su directora (Del Periódico Oficial) la abogada Sandra Luz Romero Ríos, -condiscípula a quien envió un cordial saludo-, puedo advertir que el patrimonio actual de las trece preparatorias que se encuentran fuera del territorio de la Ciudad de la Cultura, pueden ser tras-pasado en propiedad al Colegio de Bachilleres del Estado de Nayarit, sin problema legal alguno, o bien ponerse a la venta mediante licitación pública nacional, para que de los doce inmuebles y su venta, se pueda abonar a los pagos de adeudos fiscales de la UAN.

El tema de los trabajadores de los bachilleratos ya sean docentes o trabajadores manuales o administrativos, siguen la suerte del nuevo patrón. En términos laborales la figura jurídica se llama “sustitución del patrón” ya que como se lee en el sumario en el artículo 18 particularmente, a los Colegios de Bachilleres y sus trabajadores, los rigen o regirían en su caso las normas laborales a que refiere el artículo 123 Constitucional Apartado “A”. Hoy día la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se ha concentrado en definir criterios de modo tal que nadie está obligado a pertenecer a un sindicato, ni puede en aras de mantener la membresía del mismo, impedirse a una persona a aceptar libremente la sustitución del patrón o bien recibir su liquidación por indemnización constitucional. En éste punto quiero ser muy preciso de que mi opinión es personalísima y con fundamento en las leyes y en las posiciones que asume la Dirección General de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública del Gobierno Federal, mediante los diversos convenios que son de orden público y visibles en su portal de transparencia para el público en general, de no destinar ni un cinco de su presupuesto de apoyo a la Universidad Autónoma de Nayarit que no sea para “EDUCACIÓN SUPERIOR”, así lo indican año con año los mismos convenios y las observaciones emanadas de la Fiscalización Superior, también visibles en la página electrónica de la ASF. Lo que pasa es que nadie quiere decir las cosas por su nombre.

Finalmente Deseo ser puntual en el sentido de que nada de lo que aquí se escribe es cosa Juzgada, son reflexiones a la luz del derecho, de la experiencia y sobre todo de la inminente crisis económica que mantiene en la falta de pago a las familias de más de seis mil universitarios que han pasado ésta navidad y algunas otras más, sin sus quincenas y aguinaldos pagados a tiempo; pero además con el dinero y el presupuesto público correctamente aplicado. Y digo que todo esto no son más que reflexiones de congruencia en tanto no se pueda leer con fidelidad la Ley General de Educación Superior, recientemente aprobada en lo general en la cámara alta del Congreso de la Unión; creo ahí debe venir plasmado éste y otro tipo de dilemas que aquejan a las entidades federativas y a las universidades públicas estatales en quiebra financiera. Ojala algún Senador o Senadora Nayarita nos pueda proporcionar una minuta de la Ley General de Educación Superior y sobre todo, que el próximo gobernador o gobernadora de Nayarit, conozca el asunto de fondo y tenga la claridad para resolver administrativamente mediante la adecuación del marco normativo y financiero en el estado, la distinción entre Educación Superior y la pretensión de los Bachilleratos -que ahora como se pudo apreciar durante la pandemia, funcionaron perfectamente a distancia o de manera virtual-; Siendo así, la máxima casa de estudios podrá gozar de cabal salud y logros académicos durarán otros 50 años. @maestrolimpio69

CARPE DIEM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest